Entrenamiento de usar el baño para niños con Autismo.

PASO UNO: CREAR CONCIENCIA
Muchas veces, muchos de nuestros pequeños hacen pipi sin darse cuenta de lo que están haciendo. Entonces, es muy importante hacer que cada niño tenga conciencia de la función de sus partes corporales. Semanas antes de comenzar el entrenamiento para usar el baño, aconsejo ayudarle a tu hijo a darse cuenta de lo que pasa cada ves que hace pipi. Cada vez que lo haga, puedes ofrecerle una reacción exagerada “¡MIRA, estas haciendo pipí!” mientras te aseguras de que mire hacia su arroyo. Elige una palabra mágica que usaras cada vez que esto suceda (pipi, popo, potty, baño…). Esta palabra necesita ser sencilla porque será la palabra que él aprenderá para avisarte cada vez que quiere usar el baño. También puedes hacer comentarios similares cuando lo cambies de pañal (#2). Esto ayudara a crear conciencia y a asociar la palabra mágica con la actividad.
PASO DOS: MANTÉN UN REGISTRO
Es importante averiguar el ritmo de frecuencia de hacer pipi de tu hijo. Por ahora el tiempo de Rocco de hacer pipi es cada 25-60 minutos, y de popo una vez al día alrededor del medio día. Para muchos niños el tiempo promedio es entre una hora y una hora y media. Mantén récord de esto en un cuaderno. Estos datos te ayudaran para saber cuantas veces y cada cuanto tienes que llevar a tu niño al baño.
PASO TRES: LAS HERRAMIENTAS NECESARIAS
  1. Primero que nada, necesitaras un baño de acceso fácil porque tienes que ser capaz de llegar allí rapidísimo.
  2. Segundo, una taza de baño (inodoro) o asiento para niños! Existen muchas tazas de baño pequeñas para niños de diferentes formas y temas. Si tu hijo tiene algún personaje o deporte preferido que tu crees lo animara a sentarse y aprender mas rápido, pues compra una que le agrade. Por ejemplo, una tasita de forma de futbol o una con imágenes de Mickey Mouse. Yo compre un asiento simple de niños que va sobre la taza del baño. Prefiero este método en lugar de una pequeña taza entrenadora por que no quiero tener que re-entrenar a mis hijos mas adelante para usar la taza de adulto. Sé que algunos niños son más versátiles y pueden usar cualquiera. Recomiendo elijas el método que es mejor para tu pequeño.
  3. También necesitarás un banquito (taburete) para que tu hijo pueda sentarse por si solo y descanse sus pies. Si no lo haces, el estará incomodo y querrá bajarse de la taza del baño. También necesitaras un asiento cómodo para ti.
  4. Ármate con juegos, juguetes, libros, iPad, burbujas, o cualquier cosa que pueda ayudar a mantener a tu hijo comprometido y distraído porque que crees? Van a pasar muchísimo tiempo en el baño y tienes que hacer que le tiempo sea divertido.
  5. Recomiendo usar ropa interior de entrenamiento porque por lo general es mas gruesa y absorbente para atrapar a los accidentes.
  6. LIQUIDOS! Necesitaras ofrecerle a tu hijo muchos líquidos. Así que ten preparado sus bebidas preferidas.
  7. Si tu hijo no es verbal, es muy importante el uso de visuales. Rocco se comunica muy bien a base de imágenes, y estamos en la transición de el sistema PECS (Sistema de Comunicación por Intercambio de Imágenes) a el sistema de comunicación con el uso del iPad. Entonces, puedes tomarle una foto a la taza del baño y laminarla, o programar una tecla en su sistema de comunicación el la tableta. Usaras esta imagen cada vez que lo lleves a hacer pipi. La meta es que cuando el niño logre entender el procedimiento, el tenga alguna manera de decirte que necesita usar el baño, ya sea diciendo una aproximación de la apalabra mágica, dándote la imagen, o con el uso del iPad. Todo depende de las habilidades de comunicación de cada niño.
  8. Y para la herramienta final y prácticamente la MÁS IMPORTANTE… ¡UN REFUERZO! Algo muy gratificante para darle al niño cada vez que haga pipi en la taza del baño exitosamente. Esto puede ser un elogio verbal como gritos y aplausos, un articulo tangible como un juguete o dulce, o una actividad preferida como dejarlo brincar en el trampolín o darle paseo de caballito sobre tu espalda. Cualquier cosa que se gratificante para tu pequeño. Si es algo tangible, guarda este premio en el baño para que puedas entregárselo INSTANTANEAMENTE. Él tiene que asociar que el hacer del baño en la taza tiene una consecuencia gratificante, y así el estará mas animado en participar. También puedes utilizar el método visual de “Primero/Después” para que el vea que si hace pipi, el recibirá el refuerzo (recompensa deseada). *Si tienes duda en usar refuerzos porque piensas que tu hijo se acostumbrara a los premios, tengo una explicación muy buena sobre este método en los comentarios.*
PASO CUATRO: LA PREPARACIÓN
  1. Comienza con mantener a tu hijo en pura ropa interior para hacer todo el proceso mas fácil. Al principio todo lo que realmente estás tratando de hacer es conseguir que use el baño exitosamente las mas veces posible, y para crear una conexión mental dentro de el que entienda que este comportamiento deseado (hacer pipi en el baño) resulta en la recompensa deseada (refuerzo).
  2. Ofrécele a tu hijo bastantes líquidos y asegúrate de que se los tome.
  3. Dependiendo de la habilidad del niño- haz que él verbalice o diga una aproximación de la palabra mágica “baño, o pipi,” o pídele que te de la imagen de la taza del baño (o use su tableta) cada ves que comience el entrenamiento. Aquí, lo que estas haciendo es que al mismo tiempo que le estas enseñado a usar el baño, le estas enseñando la habilidad de avisarte (verbalmente o visualmente) cada vez que necesite usarlo.
PASO CINCO: LA TÉCNICA
Ahora ya estas lista! Asegúrate de que el niño se baje los calzones, se suba al banquito y se siente en el la taza por su cuenta. Es importante que desde un principio el aprenda estas habilidades importantes que son parte de la experiencia completa de usar el baño.
Primero, comienza con sentarlo en la taza por momentos cortos, sólo unos minutos, especialmente si tu hijo le tiene miedo a la taza. Puedes mantener el tiempo usando un reloj o temporizador, y poco a poco (cada día que pase) ve aumentando el tiempo. No se te olvide mantenerlo ocupado y entretenido. Rocco ya logra sentarse en la taza bastante tiempo sin mostrar descontento!
Si tu hijo hace pipi en la taza, FANTASTICO! Pero lo mas probable es que no sucederá NADA. Inténtalo de nuevo cada 15-25 minutos hasta que el niño tenga éxito. Sucederán muchos accidentes, así que prepárate para limpiar mucha pipi y popo. Los accidentes son parte del camino hacia el éxito, así que no lo consideres un fracaso.
——————————————————————-
Ya que comenzaste la técnica, estas son las reglas a seguir:
SI TU HIJO HACE PIPI EN LA TAZA EXITOSAMENTE: Ofrécele el reforzador inmediatamente o hazle una “fiesta” (grita, canta, baila) o lo que sea gratificante para él. Después, inténtalo otra vez en una hora o el tiempo que sea necesario dependiendo de la frecuencia de tu hijo (el tiempo que documentaste en el paso dos).
SI NO HACE PIPI: Vuelve a intentarlo cada 15-25 minutos hasta que tenga éxito. Esto lo puedes hacer varias horas todos los días, o todo el día, dependiendo de tu agenda. Obvio, entre mas tiempo, mas rápido hará la conexión y aprenderá.
SI TIENE UN ACCIDENTE: Los tendrá! Vuelve a intentarlo una vez más en 30-60 minutos y después todas las veces que quieras cada 15-25 minutos hasta que tenga éxito.
****Una técnica mas vigorosa y mas segura a funcionar, basada en la terapia ABA (ACA= Análisis Conductual Aplicado), es meterte con tu hijo al baño después de ofrecerle muchos líquidos, y NO salir de ahí hasta que él haga pipi en la taza exitosamente. En esta técnica, no es necesario que tu hijo permanezca sentado sobre la taza todo el tiempo y puede estar completamente desnudo. En cuanto veas la pipi o popo venir, colócalo inmediatamente en la taza para que termine de hacer del baño. Después de que haga exitosamente, ofrécele el refuerzo y pueden salir de ahí. Mientras están fuera del baño, puedes mantenerlo en pañal o calzones de entrenamiento. Treinta a sesenta minutos después (o el tiempo de frecuencia de tu hijo que documentaste en el paso dos), vuélvete a meter al baño con él y quédate ahí de nuevo y no salgas hasta que él vuelva a hacer pipi en el bañó exitosamente….. Y así sucesivamente. ****